Duelo

Preparar y acompañar a nuestros menores en la muerte de un ser querido

Educar para la vida requiere hablar y valorar de una manera cercana la muerte. Una educación que considera la muerte no sólo dota de recursos cognitivos y emocionales a sus menores, sino que también les ayuda a valorar su vida con más intensidad.  Ser  conscientes de que un día vamos a morir y de que nuestro tiempo es limitado nos invita a pensar: “¿a qué estoy dedicando mi vida?, ¿a qué quiero dedicarla?”.

Hablar con nuestros menores del final de la vida, dar la noticia de la muerte de un ser querido y ayudarles en su proceso de duelo no siempre resulta una tarea fácil para familiares y educadores. Es habitual que en los momentos donde irrumpe la muerte el miedo nos deje a todos indefensos y con la sensación de que no sabemos cómo abordar este tema con nuestros pequeños. Por eso, es importante que como educadores de nuestros niños y adolescentes la muerte nos pille a todos bien preparados para abordar esos duros momentos. Tal como señala Arturo Pérez-Reverte: “tenemos la muerte encima pero la humanidad se divide en dos: los que creen que nunca van a morir y los que sabemos que vamos a morir”.

Martina y la Última Estrella es un cuento escrito por Beatriz Gutiérrez (Psicóloga Clínica) e ilustrado por Ainhoa de Sola, que ofrece de una manera sencilla una serie de pautas sobre cómo los adultos pueden ayudar a los niños y adolescentes a afrontar la muerte de un ser querido. La historia de Martina, una niña de 7 años que pierde a su madre, nos ayuda a comprender cómo los niños viven la muerte y cómo pueden afrontarla de una manera saludable. Este cuento escrito para adultos ha sido editado en castellano y euskera (traducción de Fernando Rey y Ander Irizar) y se presentó en las X Jornadas Entorno al Duelo celebradas en octubre de 2013, Pamplona (Navarra). Tal como señala su propia autora: “este cuento nace de la vida y está dedicado a todos aquellos dolientes que conviven con la muerte de un ser querido. Que su recuerdo les llene de esperanza y consuelo para seguir viviendo. Que así sea”.

A continuación se muestra un extracto del mismo:

martina-y-la-ultima-estrella

Al igual que otras noches, Martina apagó la luz de su dormitorio y bajo el manto secreto de la oscuridad lanzó un rico beso de chocolate en dirección a mamá. Dejó su estrella dorada cuidadosamente junto al Señor Canguro y sin esperar respuesta alguna, se dispuso a soñar. Sólo los pasos de papá Miguel rompieron el aparente silencio que mantenía mamá Lucía desde el día de su muerte: el 10 de febrero de 2012. Que en paz descanse.


Si estás interesado en ampliar tus conocimientos sobre esta temática puedes acceder a este libro de manera gratuita contactando con Fundación Argibide. Calle Iturrama 7, Entreplanta, Pamplona (Navarra). Teléfono: 948-266511. E-mail: info@fundacionargibide.org


Más información:

http://www.fundacionargibide.org/pese-a-la-creencia-popular-los-nios-s-son-conscientes-de-la-muerte-de-un-ser-querido

https://ainhoadesola.wordpress.com/ilustracion/martina-y-la-ultima-estrella-2/

http://www.diariodenavarra.es/noticias/navarra/mas_navarra/2014/10/21/martina_ultima_estrella_cuento_para_tratar_perdida_180170_2061.html