De qué hablamos cuando hablamos de violencia y mujer con EMG

¿De qué tipos de violencia estamos hablando?

En la Comunidad Autónoma de Euskadi (lugar donde se ha realizado el estudio del que estamos extractando toda esta información) existe un acuerdo entre las diferentes instituciones para mejorar la atención a las mujeres víctimas de violencia. En él se incluyen los siguientes tipos de violencia:

  • La violencia psicológica, física o sexual ejercida por la pareja o expareja.
  • La violencia psicológica, física o sexual ejercida por otras personas distintas de la pareja en el ámbito doméstico.
  • Otros tipos de violencia –tales como la violencia económica o la privación de libertad-, ejercida tanto en el ámbito de la pareja como en el doméstico.
  • La violencia sexual ejercida por cualquier persona. Se incluye cualquier comportamiento de naturaleza sexual cometido sin el consentimiento válido de la mujer.

¿Por qué las mujeres con enfermedad mental tienen más riesgo de sufrir violencia?

Existen factores personales y estructurales que incrementan el riesgo de victimización que tienen todas las mujeres en presencia de una enfermedad mental. Muchos de ellos tienen causas de origen social, por lo que puede trabajarse en su minimización, fomentando el empoderamiento y la participación social de las mujeres con enfermedad mental. A continuación, citamos los más importantes:

  • La carencia de autonomía y la dependenciade otras personas.
  • La carencia de empleo y de recursos económicos.
  • La baja participación social.
  • El aislamiento social y la soledad.
  • El estigma social que rodea la enfermedad mental.
  • La falta de recursos propios para defenderse.
  • Las mayores probabilidades de situarse en relaciones desiguales debido a las mayores dificultades para encontrar pareja, vinculadas al estigma.
  • La menor autoestima.
  • El sentimiento de baja capacidad para enfrentarse a la vida en solitario.
  • La superior tendencia a justificar las relaciones abusivas hacia ellas debido al sentimiento de poca valía.
  • La menor credibilidad que se concede a su relato cuando verbalizan situaciones de violencia.
  • Las mayores dificultades en el acceso a la información y a los servicios.
  • La inadecuación a sus necesidades de los recursos públicos que atienden situaciones de violencia.

Se han identificado algunos factores que reducen el riesgo de violencia

Es evidente que la enfermedad mental incrementa el riesgo de violencia, como también lo es que no existe una relación determinista: no todas las mujeres con una enfermedad mental sufren situaciones de violencia graves, por lo que resulta tan interesante analizar cuáles son los factores que incrementan la vulnerabilidad como estudiar aquellos que, por el contrario, protegen de la violencia. En la investigación realizada, se han identificado los siguientes:

  • Disponer de una red y de apoyo social y familiar.
  • La participación social.
  • No estar en la pobreza.
  • Incorporar la perspectiva de género en la intervención por parte de los servicios públicos, trabajando en el empoderamiento de las mujeres.

Y también se han identificado circunstancias que incrementan el riesgo

Existe evidencia de que hay algunas circunstancias biográficas y algunos momentos vitales que incrementan el riesgo de sufrir violencia cuando se tiene una enfermedad mental. Citamos a continuación los más relevantes, con el propósito de que se tengan en cuenta en la intervención:

  • Haber sufrido violencia en el ámbito familiar en la infancia.
  • Haber sido testigo de la violencia del padre sobre la madre.
  • Estar en un momento de descompensación de la enfermedad.
  • El embarazo.

Además, algunos diagnósticos provocan un mayor riesgo

  • Los trastornos de la personalidad, especialmente el trastorno límite.
  • La esquizofrenia.
  • Las fases maníacas de un trastorno bipolar.
  • Las drogadicciones.
  • Los diagnósticos graves respecto a los no tan graves.

Información y datos de la Guía investigación sobre violencia contra las mujeres con enfermedad mental, 2017, editada por Fedeafes.