EPSZ batek zertarako balio du?

Hombre que levanta los hombros en señal de interrogación
Gizon batek EPSZ batek zertarako balio duen galdetzen du. Gehiago da, ez daki dena.

16 pertsonaz osatutako talde bat gara eta egunero Elizondoko Benito Menni Zentruan dagoen EPSZra (Errehabilitazio Psikosozialeko Zentrura) joaten gara. Idatzi honen bitartez, gure esperientziaren berri ematea gustatuko litzaiguke, eritasun mentala diagnostikatu diguten pertsona bezala.

Jarraian, EPSZren laguntzarik ez genuenean izandako bizipen eta sentsazioak bildu ditugu “ingresoz ingreso ibiltzen nintzen ona etorri arte”, “egunak eta gauak ohean pasatzen nituen eta bazkaltzeko bakarrik jeikitzen nintzen”, “ez nintzen etxetik ateratzen, beti bakarrik nengoen”, “psikiatrak medikazioa hartzeko esaten ninduen eta nik ez nuen hartzen”, “beti triste eta deprimituta nengoen”, “ez nuen eritasuna onartzen eta lo egitea bakarrik pentsatzen nuen”, “nere buruaz beste egiteko ideia obsesiboak nituen”, “lan egin nahi nuen baño ezin nuen”, “lanetik bota ninduten hainbat alditan berandu iristeagatik”, “aluzinazioak nituen eta ez nuen tratamendua hartzen”, “egun guztia etxea garbitzen pasatzen nuen eta ez nuen arrainik jaten nere obsesioen ondorioz”.

Eskizofrenia, desoreka bipolarra, obsesivo-konpultsiboa edo beste edozein diagnostiko izanda ere, egiaztatu dugu, daramagun bizimoduarekin konten gaudela eta helburu ezberdinak lortzeko gai izan garela gure esfortzuari, familiari, Burlatako osasun mentaleko zentru eta EPSZri esker.

Gaur egun, gure sentsazioak eta bizipenak oso ezberdinak dira “gogoz eta motibatuta esnatzen naiz eta horrek dutxatzera, nere burua zaintzera eta EPSZra etortzea laguntzen dit”, “hemen, beste gauza aunitzen artean, josten aritzen gara edo txakurrak paseatzera ateratzen ditugu eta horrek ongi sentiarazten nau”, “nire eritasuna onartu dut eta deskonpentsazioa baino lehen agertzen diren lehenbiziko sintomak identifikatzeko gai naiz” “gehiago ateratzen naiz etxetik” “nire ekintzen erantzunkizunak onartzeko gai naiz”, “orain, lehen egiten ez nituen gauzak egiteko gai naiz eta hori dela eta hobekiago sentitzen naiz”, “nere buruaz beste egiteko ideia obsesiboak desagertu zaizkit”, “lehen triste nengoen eta orain ez”, “ongi heldu zait ona etortzea hemen paseoak egiten bait ditugu”, “orain nere inguruko jendearekin gehiago erlazionatzen naiz”, “gaur egun arraina jaten dut eta mania eta obsesio gutiago dauzkat”, “autonomía gehiago daukat eta nire pisuan bakarrik bizitzeko gai naiz”, “talde baten kide naiz eta horri esker beraiekin elkartzen naiz asteburuetan edo oporretan zerbait hartzeko edo zerbait egiteko”, “babestutako lan bat lortzeko aukera izan nuen eta gaur egun bertan jarraitzen dut”, “Zentruko lorezainarekin lan egiteko aukera eman didate eta pozik daude egindako lanarekin”, “autonomoagoa naiz nere tratamendua prestatu eta hartzeko, baita etxean laguntzeko ere, adibidez, mahaia jartzen eta kentzen, osasun etxean edo ileapaindegian zitak bakarrik hartzeko ere gai naiz, etxeko gauzak egiteko ere, erosketak egiteko, sukaldatzeko, garbigailua jartzeko, tramite ekonomikoak bankuetxean egiteko, autobusa hartzeko, etab.

Gu bezalako egoeran aurkitzen diren pertsonei, ondorio bezala erran nahi diegu, beraien sentimenduak eta sentsazioak inguratzen dieten pertsonekin partekateko,  profesionaletan laguntza eskatzeko eta beraien ametsak lortzen saiatzea, posible baita.

Para qué sirve un CRPS

Hombre que levanta los hombros en señal de interrogación
Un hombre se pregunta para qué sirve un CRPS. Es más, no sabe lo que es.

Somos un grupo de dieciséis personas que acudimos diariamente al CRPS (Centro de Rehabilitación Psicosocial) del Centro Benito Menni de Elizondo. A través de este escrito, nos gustaría poder contaros nuestra experiencia como personas diagnosticadas de una enfermedad mental.

A continuación, recogemos las vivencias y sensaciones nuestras de cuando no contábamos con el apoyo del CRPS “andaba de ingreso en ingreso hasta venir aquí”, “pasaba la noche y el día en la cama y sólo me levantaba para comer”, “no salía de casa, estaba aislada.”, “el psiquiatra me mandaba pastillas y no me las tomaba”, “estaba siempre triste y deprimida”, “no asumía la enfermedad y solamente quería dormir”, “tenía continuamente ideas obsesivas de suicidio”, “quería trabaja, pero no podía”, “me despidieron del trabajo por no ser puntual varias veces”, “tenía alucinaciones y no tomaba la medicación”, “me pasaba el día limpiando la casa y no comía pescado por mis obsesiones”.

Hemos comprobado que, a pesar de estar diagnosticados de una esquizofrenia, un trastorno bipolar, un trastorno obsesivo-compulsivo u otro tipo de diagnóstico, estamos contentos de la vida que llevamos y de lo que hemos sido capaces de alcanzar gracias a nuestro esfuerzo, apoyo de la familia y al dispositivo.

Actualmente nuestras sensaciones y vivencias son muy distintas “me despierto ilusionada y motivada y eso me ayuda a ducharme y arreglarme para venir  al CRPS”, “vengo contenta por las cosas que se hacen aquí, como hacer costura o sacar a pasear a los galgos (mascotas que tenemos en el Centro)”, “salgo de casa y me siento acompañada”, “ya he aceptado mi enfermedad y soy capaz de identificar los pródromos”, “me aíslo menos”, “soy capaz de asumir mis responsabilidades”, “hago cosas que antes no hacía y por eso me encuentro mejor”, “se me han quitado las ideas obsesivas de suicidio”, “antes estaba triste y ahora no lo estoy”, “me viene bien venir aquí por los paseos que hacemos”, “ahora me relaciono más con la gente de mi entorno”, “ya como pescado y tengo menos manías y obsesiones”, “tengo más autonomía y soy capaz de vivir solo en mi piso”, “he tenido la oportunidad de formar parte de un grupo con el que me junto los fines de semana o durante las vacaciones para tomar o hacer algo”, “fui capaz de conseguir un trabajo protegido y a día de hoy lo mantengo”,  “me han dado la oportunidad de poder trabajar con el jardinero del Centro y están contentos con cómo lo hago”, “soy mucho más autónomo para la preparación y toma de la medicación, para colaborar en casa y poner y quitar la mesa, soy capaz de pedir citas en la peluquería o en el Centro de Salud, para hacer las tareas de la casa, hacer la compra, para cocinar, poner la lavadora, hacer trámites económicos en el banco, uso de los servicios comunitarios, coger al autobús”, etc.

En conclusión, a través de nuestras experiencias nos gustaría poder decir a aquellas personas que se encuentran en la misma situación que compartan sus sentimientos y sensaciones con la gente que les rodea, que se apoyen en los profesionales y luchen por alcanzar sus sueños.

Insultos para la gente rara

«Hijo mío, yo no voy a dejar de quererte nunca. Seas como seas. Te querría aunque fueras un asesino. Es sólo que… entiéndeme, se me ha roto el nido. Cuando una tiene hijos, tiene unas expectativas de cómo va a ser. De cómo a a vivir su vida. De cómo le va a hacer orgullosa.

Y necesito tiempo para adaptarme a esta nueva situación. Es cierto que no has hecho nada malo. Pero… No es lo que esperaba y se me ha roto el nido. Necesito un poco de tiempo para adaptarme a esta situación.

Ya te digo, es que la gente te va a hacer daño y yo no quiero que sufras. Que la sociedad es muy cruel y siempre tiene nuevos insultos para la gente que es… rara. No, no rara. Tú no eres raro. Pero sí… Diferente.

Pero mamá te va a querer seas como seas. Ya te digo, si fueras un asesino te querría igual. O un ladrón. Aunque hagas las cosas mal, yo te voy a seguir queriendo igual. Lo que pasa es que necesito un poco de tiempo.

Debe ser que te pareces muchísimo a mí y claro, te gustan las mujeres como a mí y por eso has querido ser… heterosexual».

Imaginad que os pasa esto. Imaginad por un segundo que ser gay o lesbiana es lo «normal» y que ser heterosexual es lo que es lo «raro». Imaginad que tenéis que sentar a vuestra madre y a vuestro padre y decirles «soy gay». Yo tuve que hacerlo. Fue el 2 de febrero de 2002. Tuve que decirle a mis padres que no era «normal». Tuve que escuchar frases como las que habéis leído arriba. Y otras como «siempre lo hemos sospechado pero teníamos la esperanza de equivocarnos».

No os dais cuenta de la suerte que tenéis. Gays, lesbianas, bisexuales y transexuales. Hace 15 años de mi historia. Y es de las flojitas, creedme. Hace 25 años la homosexualidad era considerada una enfermedad. Hace 35 años te metían electrodos en el cerebro. Hace 50 años te mataban por maricón.

En la misma época en la que yo «salí del armario», expresión que odio con todas mis fuerzas; un amigo mío tuvo que escuchar que ser maricón era el castigo de Dios por haber deseado tenerle cuando uno de sus padres era estéril y haber tenido que recurrir a la fecundación in vitro. Y tener que beber agua traída expresamente de Lourdes para ver si obraba el milagro y se curaba. Y tuvo que irse de casa. Y tuvo que romper con su vida.

Querer no es un delito. Querer no es algo que tengamos que ocultar. Querer, siempre que la otra persona quiera con nosotros, es lo mejor que te puede pasar. Y, sin embargo, hay gente que se empeña en poner etiquetas a querer. Querer bien y querer mal. Querer sano y querer enfermo. Y te odian por ello.

Sólo quería contaros mi historia. Intentaros hacer ver que la vida, con odio, es peor. Que nadie debería sentirse «enfermo» porque la gente dice que lo es. Que el amor puede con todo. Y que un «hola» ayuda, mientras que una mirada de asco, mata.

Mis padres han cambiado. Lo han asumido, lo han entendido y ahora sólo quieren que su hijo sea feliz. Les ha costado. Están educados de otra manera. Vosotros, por suerte, estáis mejor educados.

Eso es lo importante: ser feliz. Si todos viviéramos buscando ese fin y ayudando a que los demás lo sean, sin hacerle daño al otro, sin hacer infeliz al otro, las cosas irían mucho mejor. Y nos daríamos más abrazos y menos puñaladas, aunque sean metafóricas.

Vicente Català Torno
@FlanaganMcPhee

 

III Premios Solidarios Onda 0 Navarra

Premio Solidario Onda 0 NavaraEl 25 de octubre de 2017 tuvimos la grata experiencia de recoger el premio otorgado por Onda 0 Navarra: el premio Solidario en la categoría de Discapacidad y Dependencia. Fue un día de celebración y emoción. Tanto los miembros del equipo, los “usuarios” de salud mental, nuestra capitana, Lorena de Simón, como nuestras familias, amigos y personas que generosamente han abierto sus corazones para escucharnos, nos reunimos junto a los protagonistas de las otras categorías premiadas en un evento cargado de emoción. Nuestro pequeño proyecto ya no es tan pequeño: ha empezado a dar sus primeros pasos autónomamente con el respaldo de programas de apoyo a la Innovación Social, y también con el apoyo institucional.

En los cuatro años que llevamos sumando a nuestra iniciativa experiencias y conocimiento, hemos constatado que es muy necesario trabajar en esta dirección. No sólo en favor de quienes ya tenemos un diagnóstico, sino, sobre todo, en favor de todos aquellos que están sanos y que, en un momento dado, necesitan ayuda y no saben por dónde empezar.

Al igual que tenemos una conciencia sobre los daños provocados por el azúcar en nuestros dientes, al igual que sabemos la necesidad de tener una dieta sana, de la misma manera que sabemos que el consumo de ciertas sustancias no nos hace nada bueno, también necesitamos saber que la existencia de ciertos fenómenos pueden estar dando una señal de alerta para que pidamos ayuda: insomnio, angustia, ganas de no hacer nada, etc. ¿Conocemos las señales del malestar mental o emocional? Se calcula que la media entre que una persona empieza a notar síntomas hasta que llega a la consulta de un médico especialista es de 10 años. ¡10 años! Imaginemos pasar 10 años con un pie roto. Sería inaudito.

Por eso, el estigma en salud mental, algo que se ha comprobado que interfiere en la recuperación, y que sólo por ello merecería mucha más atención por parte de la sociedad y de la atención sanitaria, también interfiere en la detección precoz. Es decir, podríamos evitar mucho dolor a nuestros jóvenes si supiéramos -todos- detectar o atender adecuadamente situaciones que así lo merecen. No por ocultarlo dejará de existir. Y, muchas veces, nos sorprenderíamos de que tales “síntomas” son reflejos de algo físico y no mental. Pero no saber sobre algo nos hace más vulnerables, mientras que lo que sabemos de “mala manera”, es decir, el estigma asociado a la enfermedad mental, también supone trabas importantes a la hora de buscar remedio.

Queremos dedicar este premio a todos aquellos que nos han apoyado. A nuestras familias, a nuestros amigos. A los profesores de los institutos que, con gran valentía, quisieron que nos acercáramos a hablar de la locura. Ellos fueron los primeros que nos comunicaron la necesidad de enseñar algo más de lo que se suele aprender en las aulas. A las instituciones que nos han respaldado, a Onda 0 Navarra que nos ha dado un valiente premio junto a otras muy valiosas iniciativas que también requieren de nuestra atención.

Y, sobre todo, a Lorena. ¡Qué buena idea tuviste! Y qué genial realización y acompañamiento haces. Gracias a esta idea logramos contactar con muchos muros internos de lo que venimos a llamar “autoestigma”. Hablar en público, organizar nuestras experiencias, nuestras ideas, ha resultado ser una terapia inigualable que nos pone en una situación de poder que nos enriquece. No solo aprenden los alumnos, nosotros aprendemos de nuestras capacidades, de nuestras vidas. Muchas gracias.

WhatsApp Image 2017-10-26 at 00.00.25

El Servicio Social de Base de Estella-Lizarra,  la Delegación Navarra de UNRWA, el programa ‘¿Y quién no?’ de Fundación Argibide, el proyecto ‘Mentoring’ de AMEDNA y el documental ‘Estoy aquí, ¿me ves?’ de Hiru Hamabi, ganadores de los III  Premios Solidarios Onda Cero.   

  • El Servicio Social de Base del Ayuntamiento de Estella-Lizarra (Cohesión e Inclusión Social); la Delegación Navarra de UNRWA (Cooperación Internacional); el documental ‘Estoy aquí, ¿me ves?’ de HIRU AMABI (Comunicación y Sensibilización); el programa ‘¿Y quién no?’ de Fundación Argibide (Discapacidad y Dependencia); y el proyecto Mentoring de AMEDNA (Empresa y Responsabilidad Social Corporativa) han recibido hoy los Premios Solidarios Onda Cero en un acto celebrado en Civican que ha contado con la presencia de Miguel Laparra, vicepresidente de Derechos Sociales del Gobierno de Navarra; Ainhoa Aznárez, presidenta del Parlamento Foral; y Edurne Eguino, concejala de Acción Social y Desarrollo Comunitario del Ayuntamiento de Pamplona.
  • La empresa Limpiezas Pilar Moreno y el doctor Javier Molina Garicano han merecido menciones especiales por parte del jurado.
  • Los Premios Solidarios Onda Cero tienen como objetivo reconocer las iniciativas solidarias de personas, entidades sociales, empresas e instituciones de Navarra en cinco categorías: Discapacidad y Dependencia; Cohesión e Inclusión Social; Cooperación Internacional; Comunicación y Sensibilización ; y Empresa y Responsabilidad Social Corporativa.
  • El jurado ha estado integrado por representantes de la Obra Social “la Caixa” y Fundación Caja Navarra, entidades que además respaldan la creación de los galardones; así como del Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, UPNA y Onda Cero Navarra.

Pamplona, 25 de octubre de 2017.- El Servicio Social de Base del Ayuntamiento de Estella-Lizarra (Cohesión e Inclusión Social); la Delegación Navarra de UNRWA (Cooperación Internacional); el documental ‘Estoy aquí, ¿me ves?’ de Hiru Hamabi (Comunicación y Sensibilización); el programa ‘¿Y quién no?’ de Fundación Argibide (Discapacidad y Dependencia); y el proyecto ‘Mentoring’ de AMEDNA (Empresa y Responsabilidad Social Corporativa) han recibido hoy los III Premios Solidarios Onda Cero .

Además de los cinco premios principales, se han concedido dos menciones especiales a la empresa Limpiezas Pilar Moreno y al doctor Javier Molina Garicano.

La entrega de los galardones, que celebran su tercera edición, se ha desarrollado esta tarde en el auditorio de Civican y ha contado con la presencia de Miguel Laparra, vicepresidente de Derechos Sociales del Gobierno de Navarra; Ainhoa Aznárez, presidenta del Parlamento Foral; y Edurne Eguino, concejala de Acción Social y Desarrollo Comunitario del Ayuntamiento de Pamplona.

Idoia Altadill, directora regional de Onda Cero Navarra, ha abierto un acto que ha comenzado con la actuación del cantante navarro Javier Erro. Asimismo, han intervenido Ana Díez Fontana, directora territorial de CaixaBank en Navarra, y Alberto Lafuente, patrono de la Fundación Bancaria Caja Navarra, entidades que han respaldado un año más esta iniciativa. Esta edición, que coincide con la celebración del 25 aniversario de Onda Cero Pamplona, ha contado además con la presencia de Ramón Osorio de Rebellón, Director General de Atresmedia Radio.

Los Premios Solidarios Onda Cero tienen como objetivo reconocer públicamente las iniciativas solidarias desarrolladas por personas, entidades sociales, empresas e instituciones de Navarra, tanto en la Comunidad Foral como en el exterior. Los galardones premian a las personas o entidades más destacadas a lo largo del año en cinco categorías: Discapacidad y Dependencia; Cohesión e Inclusión Social; Cooperación Internacional; Comunicación y Sensibilización, y  Empresa y Responsabilidad Social Corporativa.

Onda Cero, que forma parte del grupo de comunicación Atresmedia, cuenta en esta iniciativa con el apoyo de la Fundación Atresmedia. La fundación se creó en 2005 y es una entidad sin ánimo de lucro, privada, de ámbito estatal y de carácter permanente que tiene como objetivo facilitar que niños y adolescentes tengan los apoyos necesarios para su bienestar y formación, así como fomentar la sensibilización social sobre sus derechos, necesidades e intereses.

Asimismo, presta una atención muy especial a los niños hospitalizados y a jóvenes con discapacidad. Dedica todos sus recursos a la mejora de la Educación, una labor de toda la sociedad y actualmente ha puesto su foco en promover iniciativas para impulsar y reconocer la Formación Profesional en España.

Una estatuilla de un lazo, símbolo de la solidaridad

Las personas y entidades reconocidas por su labor social han recibido como premio una estatuilla de un lazo metalizado, una figura que, en diversos colores, se ha convertido en un símbolo internacional de la solidaridad y de la lucha contra diferentes problemas y enfermedades.

El jurado ha estado está integrado por representantes de Onda Cero Navarra, la Obra Social “la Caixa”, Fundación Caja Navarra, Gobierno de Navarra , Ayuntamiento de Pamplona y Universidad Pública de Navarra.

Las cinco entidades premiadas de la tercera edición:

  • Premio Cohesión e Inclusión Social

SERVICIOS SOCIALES DE BASE DE ESTELLA-LIZARRA

Desde su implantación en los años 80, los servicios sociales de base municipales han mostrado una gran capacidad para amortiguar el impacto del incremento de personas dependientes, la población inmigrante y los afectados por la crisis económica. Queremos reconocer el  trabajo de todos los servicios sociales, muchas veces poco conocido. Sin embargo, en nombre de todos ellos, pero también por una trayectoria  de esfuerzo intenso en el trabajo de incorporación social, queremos premiar al Servicio Social de Base de Estella.

Este servicio destaca por una línea de trabajo de largo recorrido, por la innovación, la constancia y la promoción de la cohesión social en Estella. Han mantenido un equilibrio entre el trabajo preventivo con  jóvenes y la búsqueda de oportunidades de inserción  de personas excluidas. Dos ejemplos: el  proyecto con familias excluidas del barrio de “La Merced”.  Y también el proyecto “Pasarelas”, que busca la colaboración de diferentes agentes en la promoción de oportunidades laborales para jóvenes. En ambos casos los resultados son excelentes.

Son un equipo de profesionales que con el respaldo del Ayuntamiento de Estella han combinado el cumplimiento de su responsabilidad profesional  con  altas dosis de motivación y esfuerzo por la inclusión social.

  • Premio Cooperación Internacional

DELEGACIÓN NAVARRA UNRWA

La Asociación Comité Español de la UNRWA (La Agencia de Naciones Unidas para los refugiados de Palestina en Oriente Próximo) ha sido el primer Comité que UNRWA ha constituido en todo el mundo. Desde su creación en 2005 ha dado a conocer a la población española la situación en que viven los 5 millones de refugiados de Palestina y ha difundido la labor humanitaria que  realizan con ellos desde hace más de 60 años.

Premiamos a UNRWA en un momento en el que la actual crisis en Siria supone uno de los retos más difíciles a los que se han enfrentado desde su creación. Los refugiados palestinos son el grupo de población que durante más tiempo ha permanecido en el exilio. Una tercera parte de los refugiados del mundo son palestinos.

Destaca el trabajo realizado para que entidades españolas tanto públicas como privadas apoyen a UNRWA en el mantenimiento de los servicios que presta a los refugiados palestinos.

La delegación en Navarra ha estado presente prácticamente desde su constitución como asociación, recabando apoyos económicos públicos y  privados para los proyectos en los Territorios Palestinos.  En especial, destaca el proyecto de apoyo al acceso al derecho a la salud a través de clínicas móviles en localidades aisladas de Cisjordania y en  los campos de refugiados palestinos en Siria y Líbano.

También  hay que subrayar su labor de educación para el desarrollo y sensibilización en Navarra con actividades formativas o exposiciones en diversos escenarios, así como su participación en el programa Escuelas Solidarias

  • Premio Discapacidad y Dependencia

PROGRAMA ‘¿Y QUIÉN NO?’ DE FUNDACIÓN ARGIBIDE

3 FUND ARGIBIDE - ANA DÍEZ FONTANA

‘¿Y quién no?’, es un programa de Fundación Arigibide concebido para la promoción de la salud mental desde edades tempranas y para la prevención del estigma asociado a las personas que padecen trastornos mentales. Está dirigido a alumnos de Secundaria y Bachillerato y se desarrolla en las aulas.

El programa trabaja en los colegios e institutos los tópicos relacionados con la salud mental a través del contacto directo con personas que han tenido experiencia con el trastorno mental.

El jurado valora este programa porque pone el foco en los trastornos mentales, una cuestión rodeada de tópicos y desconocimiento que genera rechazo en la sociedad. Se destaca su innovador formato basado en el relato de experiencias de personas diagnosticadas de un trastorno mental que previamente reciben formación. El  contacto directo ha demostrado ser una de las estrategias más eficaces para la modificación de conductas de rechazo.

También se subraya que el programa transmite al alumnado la importancia de cuidar su salud mental y fomenta la prevención e intervención precoz.

Destaca también la calidad del material audiovisual y del manual de actividades concebido para dinamizar el diálogo en el aula, y su importante labor de evaluación posterior. Además, se realiza un programa paralelo de formación del profesorado.

 

GRUPO

  • Premio Comunicación y Sensibilización

DOCUMENTAL ‘ESTOY AQUÍ, ¿ME VES? DE HIRU HAMABI

El Daño Cerebral Adquirido (DCA) es una realidad poco conocida para la sociedad. Y es particularmente desconocida en el ámbito infantil. Los niños y niñas también pueden sufrir ictus, accidentes de tráfico,o  tumores cerebrales, que producen daño cerebral y secuelas. Hiru Hamabi 3/12, Asociación de Daño Cerebral Adquirido Infantil, tiene como uno de sus principales objetivos la sensibilización a la sociedad. Y para sensibilizar crearon este documental que hoy premiamos: ‘Estoy aquí, ¿me ves?’. En  su elaboración han colaborado de forma totalmente altruista profesionales de diferentes ámbitos.

El documental se ha convertido en una  potente herramienta para visualizar  la problemática de menores afectados por Daño Cerebral y es un complemento perfecto para la labor que realiza la asociación. Destaca también  la intensa promoción de ‘Estoy aquí, ¿me ves?’ en diferentes foros de toda España. Por último, valoramos la calidad del documental  y la importancia que HIRU AMABI otorga a la comunicación y a la sensibilización para lograr sus objetivos.

  • Premio Empresa y Responsabilidad Corporativa

PROYECTO MENTORING DE AMEDNA

El proyecto de AMEDNA (Asociación de Mujeres Empresarias y Directivas de Navarra) consiste en procesos individualizados de mentoría donde una empresaria o directiva asesora y acompaña de manera individual a una mujer desempleada en su camino hacia la inserción laboral por cuenta ajena o hacia el emprendimiento. Ayuda a reincorporarse al mercado laboral a mujeres descolgadas del mercado laboral desde hace años y con ciertas edades, con formación, pero que presentan importantes dificultades para volver a trabajar. El proyecto integra acciones de selección, formación, acompañamiento a través de coach, participación como mentoras de mujeres empresarias y directivas en activo y acciones proactivas en la búsqueda de empleo.

El jurado valora que se trata de  un proyecto claramente innovador que trabaja desde la colaboración conjunta con el  Servicio Municipal de Inserción laboral. Y lo hace  con nuevas tecnologías y herramientas como el coaching y el mentoring,  que pone a disposición de quien más las necesita. Se valora especialmente el compromiso de AMEDNA con la incorporación laboral de las mujeres con dificultades, y su compromiso con la igualdad y la responsabilidad social. También hay que subrayar los excelentes resultados del proyecto y, de hecho, este año 2017 se cumple ya la cuarta edición.

Menciones especiales

  • Empresa y Responsabilidad Social Corporativa

LIMPIEZAS PILAR MORENO

El jurado ha otorgado una mención especial en la categoría de Empresa y Responsabilidad Social a la empresa de Limpiezas Pilar Moreno.

Pilar Moreno es la adjudicataria de las limpiezas de los aseos públicos municipales y contrata a personas usuarios de los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Pamplona y con dificultades para incorporarse al mercado laboral. El jurado premia el compromiso personal y la sensibilidad de Pilar Moreno, así como  los excelentes resultados logrados los dos últimos años con la reinserción laboral de un total de 62 personas.

  • Mención 25 aniversario Onda Cero Navarra

DOCTOR JAVIER MOLINA

Con motivo de la celebración del 25 aniversario de Onda Cero Pamplona, este año el jurado ha concedido una mención especial a la trayectoria del doctor Javier Molina Garicano. La mención se concede por la profesionalidad  y generosidad demostradas por el doctor Molina durante las últimas cuatro décadas en su labor en el ámbito de la oncología infantil. Ha contribuido a mejorar la calidad de los niños con cáncer y sus familias con una implicación personal que ha ido mucho más allá de su deber profesional. Además, ha impulsando ADANO (la Asocación de Ayuda a Niños con Cáncer de Navarra) para informar a la sociedad sobre el cáncer infantil y lo que supone para las familias.

Lo que siento está bien sentido

Como dirían ahora, fui educada en algo así como la “excelencia”, la impecabilidad en el hacer y en el pensar, el sentir solía verse a mi alrededor como un error, y yo solo hacía que errar. Dedicaba mi esfuerzo en sentir menos o al menos en sentir “bien”, de la forma correcta, excelente, beneficiosa para todos. Hasta que un día entendí que lo que siento en cada momento está bien sentido, que no hay emociones buenas ni malas, si no que cada una cumple su función.

Aprendí que cuando escucho lo que siento y me doy el permiso para sentirlo, dando espacio a ese sentimiento para ser expresado, las cosas empiezan a tener sentido y rápidamente encuentro el camino. La emoción sentida me guía en el siguiente paso y aceptar lo que hay me ayuda a transitarlo. Permito que lo que es, sea, y me dejo tranquila…, sin juzgarme. Y en ese entrenamiento ando… acompañándome y acompañando a otros a descifrar el sabio lenguaje de sus emociones.

Carmen Vila Perales
www.tuceiba.es

La vida sin máscaras

Esta carta fue publicada en Diario de Navarra el 14 de octubre de 2017. Su autora, Adela, nos la hace llegar para que la difundamos.

Buenos días.

Escribo desde el Centro de día del Benito Menni de Elizondo, llamado Centro de Rehabilitación Psico Social (CRPS). Es un maravilloso lugar para las personas con conflictos psíquicos, enfermedades de las cuales se busca la aceptación. Dado que sufrimos la estigmatización, la sociedad nos niega, no nos da trabajo; y si lo tenemos nos despiden. No nos tienen en cuenta o nos tienen miedo porque nosotros estamos con una enfermedad mental.

Yo tengo estupendos compañeros, con mucha cultura, gente que lucha día a día para salir adelante, tratando de controlar nuestra enfermedad. Pero somos madres y padres que después de pasar el día en el Centro, nos vamos a casa a cuidar a nuestros hijos y sostener la propia familia, porque esta cruel enfermedad hace que muchas veces se rompa. Muchas veces nos abandona la pareja, o está muy cansada de nosotros. Sí, la familia se cansa de nosotros y vamos a parar a una Residencia.

Aquí en el Benito Menni somos cuidados y tratados con mucho cariño por el personal siquiátrico. En cambio, la sociedad nos margina, nos insultan por la calle, nos tratan mal, se burlan de nosotros. Todos los días leemos el periódico y encontramos noticias de asesinatos cometidos por enfermos mentales. Así nos ponen el maldito cartel de “enfermo siquiátrico”. Sin siquiera estudiar el caso, nos colocan ese cartel que cada uno llevamos puesto y tanto dolor nos causa.

Yo le diría a la sociedad: no a la marginación; que, por favor, nos apoye, que queremos salir adelante, y piensen que a cualquier edad y cualquier persona pueden pasar por lo mismo que nosotros. Les diría también: ayúdennos. Por eso les digo en el día mundial de la salud mental, el 10 de octubre, el lema: “Trabajar sin máscaras, emplear sin barreras”.

Adela Zozaya

Mi ocupa interior

Cuando nos sentimos mal psicológicamente hay algo que ocupa nuestro interior y que sobra. No nos deja vivir en paz, nos tiene atenazados para no poder pensar libremente, para desquiciarnos y perder nuestra quietud y tranquilidad.

En estas situaciones tenemos que utilizar todas nuestras fuerzas para que  el ocupa no esté a gusto dentro de nosotros. Nuestro interior es nuestro y únicamente mandamos nosotros.

Hay alguien que hace al ocupa ser inferior, hacerse  más pequeño, incluso desaparecer.

Ese alguien es lo actual, lo que estamos haciendo en el momento.

Puede ser  desde la cosa más sencilla, como ver un cuadro, caminar por un parque, conversar con un amigo, trabajar en algo que nos gusta, disfrutar de la paz y seguridad de nuestro hogar leyendo o viendo la caja tonta.

No nos olvidemos nunca de lo actual.

No vale ni pasado ni futuro, existe lo actual.

M.C., J., I.